domingo, 14 de abril de 2013

Generala

Dicen, que para enfrentar la soledad, solo existen varias pócimas para romper el hechizo.

El amor es una de ellas, ya que la doma , la adiestra y te permite disfrutar de ella.

Pero ojo,que la cura es tan mortal como él veneno. Si es usada, sin ganas, sin pasiones o sin razones.

Sabemos que no se puede ni medir o tocar al amor. Solo sentir y como la soledad, es parecido su sentir.

Hacer cualquier cosa por uno o por la otra, es donde recide el vació.

Donde la brújula esta quieta y no tenemos larga vistas o nunca aprendimos, como mirar a las estrellas para ubicarnos.

El gusto amargo de hacer por hacer, dejar por dejar y querer por querer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada