viernes, 8 de marzo de 2013

Sin tierra y Cielo.

Y a veces me siento perdido, y que esta no es una de mis casas, y que este no es mi cielo.

Voy a dejar de escapar, porque ya me olvide del porque. Se me mezclo todo.
Sera el compromiso, responsabilidades, los hilos que me cuelgan de mis brazos o de los anzuelos en mi mente.
Quiero dejar de planificar mi huida, a todo momento , de cada situación en la cual no me interesa en nada.
No estoy derrotado como aquella vez, donde el horizonte no me provocó saltar y abrazarlo.
Más allá de las ideas románticas y de consuelo. Sigo perdido, buscando algo, que me de paz.
No se si lo perdí o se me escurrió por algún bolsillo roto por las llaves.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada